Diario de mi viaje a India en julio de 2009.

(para empezar se deberá leer desde abajo hacia arriba)


jueves, 6 de agosto de 2009

CONOCIENDO DELHI

18 de julio de 2009. Es un buen día para visitar algunos puntos de interés de esta gran ciudad, y a los pocos minutos de salir del hotel, mi camiseta empezaba a empaparse en sudor, como en días anteriores.

Negociamos de nuevo con otro conductor de Ottó, ya que era un medio de transporte rápido y económico. La idea era visitar Lal Qila o Fuerte Rojo, que se sitúa no muy lejos del Mahatma Gandhi Park, junto a la gran mezquita de Delhi, Jama Masjid.

Del Fuerte Rojo solo se puede visitar una pequeña porción, ya que actualmente allí viven personal del ejército con sus familias. Por ello, decidimos visitar la gran mezquita.

Como en toda mezquita o templo, el acceso a la misma se ha de hacer descalzado, y si se lleva pantalón corto o falda, ha de cubrirse las piernas con un pañuelo o similar.

La mezquita ofrecía un gran patio central con una fuente, a menudo rodeada por los fieles. Dos grandes torres, de infinitos escalones, colocadas a cada lado de la sala principal daban acceso a una vista aérea de Delhi y del extenso Fuerte Rojo. De la parte superior de la decorada sala principal de oración sobresalen tres grandes cúpulas de mármol blanco con remates de oro. Era sin duda otra maravilla más. (La fotografía fue captada en el exterior de la mezquita).

La arquitectura mongol se hacia notar en el Humayun Tomb. Un gran complejo declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Las zonas verdes situadas alrededor de la tumba de este emperador acompañada del sonido de la naturaleza, conseguían un agradable y tranquilo paseo. Por los carriles del parque se cruzaban una y otra vez diminutas y juguetonas ardillas que mantenían una pacífica convivencia con sus vecinas las palomas.

Dentro del complejo se encuentra un pequeño chiringuito de madera donde poder hidratarnos y descansar un rato.

Antes de abandonar el apacible lugar, diferentes personas trabajaban en el mantenimiento del complejo, y de ahí el magnifico estado que presentaba. Un grupo de mujeres se dedicaban a cortar el césped valiéndose sólo de un pequeño cuchillo; otro grupo de obreros trabajaban la piedra para la reparación de los edificios; etc.

Ya por la tarde, la boda de nuestra amiga Aarti. (Por motivos de intimidad he decidido no relatar nada referente a la boda).


0 comentarios:

Publicar un comentario

About Me

Mi foto
Oscar Cárdenas
Ver todo mi perfil

Seguidores

Search

Cargando...